Ponemos al servicio de la Iglesia, la sociedad y los empobrecidos este casa emauscentro de encuentro, formación y espiritualidad.

El crecimiento del secularismo, el individualismo y la insolidaridad de la sociedad hacen necesarias nuevas plataformas de formación de militantes cristianos capaces de asumir su responsabilidad en la sociedad del siglo XXI.  

Queremos que cualquier colectivo de la Iglesia o de la sociedad, parroquia o asociación, puedan disponer de los medios necesarios para afrontar los retos de la nueva evangelización.

Fachada surVivimos en un mundo dramáticamente dividido entre un "norte" enriquecido con apenas el 15% de la población mundial y un "sur" empobrecido que alcanza ya al 85% de la humanidad.

Es necesario que cada vez más la IGLESIA, y en especial los laicos, seamos voz de los sin voz.

La Casa Emaús, además de estar disponible a los distintos grupos para sus propias reuniones o retiros, oferta un programa formativo amplio de cursos sociopolíticos y de espiritualidad a lo largo de todo el año.

La casa, construida enteramente desde el trabajo gratuito y desinteresado de muchos amigos y personas, está pensada para ser lugar de encuentro y acogida, reflexión y lucha solidaria por la justicia. Toda ella está pensada para intentar transmitir solidaridad, desde sus paredes, su forma de gestión, su distribución…

Está ubicada en la sierra de Madrid, en una zona que facilita el paseo por la zona, repleta de senderos a pueblos y pequeños ríos, que facilitan las excursiones por los alrededores.

 
La casa está preparada para acoger a grupos, familias, con amplios espacios e instalaciones apropiadas. Somos conscientes de la dificultad que muchas veces las familias con hijos tenemos para encontrar casas donde podamos sentirnos acogidos.

Los niños y jóvenes tienen un área de juego, con pistas deportivas (baloncesto y futbito), y una zona reservada para ellos con salas de trabajo y actividades. Esto permite, si así se desea, que adultos por un lado, y niños y jóvenes por otro, puedan tener actividades propias sin interferir los unos en las de los otros.

Los exteriores de la casa están dotados de paseos ajardinados, con mesas a lo largo de ellos para facilitar el diálogo y la reflexión.

Dentro de ella hay distintos espacios, adecuados para reuniones de grupos de distintos tamaños, permitiendo poder disfrutar de las instalaciones a distintos colectivos a un mismo tiempo, con total independencia.

 
Las habitaciones cuentan con baño individual. Dispone de habitaciones individuales, dobles y con literas para familias. También las hay totalmente diseñadas para personas con discapacidad.

Así mismo, dispone de una preciosa y amplia capilla, con capacidad para unas 100 personas.